Sin categoría

¿Cómo me puede ayudar un psicólogo si soy infiel?

Por 6 julio, 2021 No hay comentarios

Estas son las estrategias usadas por los psicólogos al ayudar a quienes son infieles con facilidad.

La infidelidad está detrás de muchos de los motivos por los que las personas acuden al psicólogo. Tanto en las sesiones individualizadas como en la atención a parejas, el hecho de romper con el compromiso en el que se basa la relación forma parte de esos elementos que deterioran mucho las relaciones personales y afectivas, y que incluso pueden dejar secuelas emocionales.

Sin embargo, muchas veces se pone el foco únicamente en cómo pueden superar la infidelidad o bien la víctima de esta (la persona que ha sido engañada en su relación amorosa) o bien la relación en su conjunto, en caso de que no se haya producido una ruptura. Aquí vamos a centrarnos en cómo se trabaja desde la psicología para ayudar a las personas con tendencia a la infidelidad, independientemente de si en ese momento están en una relación de pareja o no.

¿Qué entendemos por infidelidad?

La infidelidad es el hecho de romper el compromiso de exclusividad sexual y/o afectiva en el marco de una relación amorosa. Cada relación establece qué es y qué no es la infidelidad, pero eso no significa que no pueda darse en las relaciones poliamorosas. Como norma general, a la práctica, ser infiel implica o bien mantener acercamientos íntimos de carácter sexual con personas ajenas a la relación, o bien involucrarse en otra relación amorosa rompiendo con el compromiso de una relación previa.

Es decir, que en la mayoría de los casos, se establece que no hace falta tener sexo o besarse para que se produzca la infidelidad (aunque como hemos visto, esto depende del pacto que exista entre ambas partes).

Posibles causas de la infidelidad

La infidelidad es un fenómeno psicológico complejo en el que juegan un papel tanto las características y predisposiciones personales como el tipo de vínculo establecido con la otra persona de la relación de pareja e incluso el contexto en el que conviven ambas personas. Por supuesto, eso no significa que nadie tenga la responsabilidad de cometer o no cometer infidelidades, y mucho menos que la persona a la que se ha sido infiel sea la responsable de lo ocurrido; sin embargo, hay que tener en mente que en la inmensa mayoría de los casos no hay una sola causa, sino varias causas y desencadenantes combinados.

Algunas de estas causas comunes de la infidelidad son las siguientes:

  • Falta de comunicación en el ámbito sexual de la relación de pareja, lo cual lleva a la insatisfacción.
  • Mala gestión de los conflictos: búsqueda de la infidelidad como método para “vengarse”, infravalorando el impacto dañino que eso tiene en la relación.
  • Tendencia al autoengaño: frecuente en quienes prefieren dejar abierto el significado de “infidelidad”.
  • Búsqueda de satisfacción inmediata para aliviar ciertas formas de sufrimiento.

Como hemos visto, la infidelidad no siempre se produce simple y llanamente para disfrutar al máximo de las oportunidades de satisfacción sexual inmediata que ofrece la vida; hay casos en los que quien las comete, sufre. Pero eso no significa que no esté convirtiendo a su pareja en una víctima de infidelidad, ni que sea un comportamiento justificado o incluso deseable como manera de gestionar las emociones.

Por otro lado, ese carácter multicausal de la infidelidad hace que la mejor forma de terminar con este patrón de comportamiento sea yendo al psicólogo, dado que en este tipo de servicios se explora el caso concreto y se identifican los principales causantes de lo que ocurre, que son únicos en cada persona. Sin embargo, más allá de esta clase de programas de intervención psicológica, hay algunas estrategias que en general pueden ayudar a quienes hayan detectado una predisposición a cometer infidelidades y busquen la manera de cambiar en este aspecto para ser capaces de mantener relaciones de pareja funcionales y estables.

¿Cómo se trabaja en psicología para ayudar a las personas a no ser infieles?

Existen muchas técnicas y estrategias que son utilizadas por los psicólogos al intervenir en personas con predisposición a ser infieles. Estas son algunas de las más importantes.

1. Detección de los pensamientos problemáticos

En la consulta del psicólogo se trabaja para “entrenar” a las personas a identificar rápidamente las ideas y pensamientos que les vienen a la mente y que pueden precipitar el hecho de caer en la infidelidad. Esto pasa por familiarizarse con las formas de autoengaño y con conocer de antemano las situaciones en las que pueden aparecer estas tentaciones.

2. Aumento de la capacidad de disfrutar de la sexualidad en pareja

También es posible aportar varias estrategias para disfrutar del sexo dentro de la relación de pareja, de manera que existan muchos menos incentivos para caer en la infidelidad. Esto incluye lograr una mayor conexión y sintonía con la otra persona, mejorando la comunicación y perdiendo el miedo a ciertos temas tabú.

3. Mejora de las habilidades sociales

Algunas personas tienden a ser infieles porque tienen pocos recursos para conectar con los demás fuera del ámbito de la sexualidad.

Si la persona desarrolla mejores habilidades sociales, estar podrán ser aplicadas más allá de su relación de pareja y será capaz de establecer vínculos de amistad viables a medio y largo plazo, de modo que tendrá menos sentido usar los encuentros sexuales secuenciales para combatir la soledad.

4. Técnicas de gestión de las emociones y control de los impulsos

Aquí se agrupan varios procedimientos para enseñar a la persona a no ceder a sus impulsos (ligados al aquí y ahora) al precio de sacrificar sus valores y sus metas a medio y largo plazo. Tienen mucho que ver con la modulación del foco atencional y la auto-motivación.

¿Buscas asistencia psicológica profesional?

Si quieres superar el problema de la tendencia a ser infiel, ponte en contacto conmigo; soy psicóloga y sexologa, experta  en terapia de pareja y psicoterapia  , el modelo de intervención que realizo es  eficaz para ayudar a las personas a cambiar sus patrones de comportamiento y de gestión de sus emociones e impulsos. Ofrezco sesiones tanto de manera presencial en mi consulta de Alicante , como de manera online por videollamada.